Banner :: Farmacia Merinero

Consejos de Parafarmacia

Protege tu piel frente al sol

El sol es fundamental para la vida pero debemos hacer un uso moderado de él ya que las radiaciones UV a dosis altas pueden provocar efectos dañinos.

Existen 2 tipos de radiaciones UV: la radiación UVB, que estimula el bronceado pero también es el responsable de las quemaduras solares. La radiación UVA, es más peligrosa porque no causa dolor y penetra más profundamente en la piel. Acelera el envejecimiento de la piel y puede provocar la intolerancia al sol, conocida normalmente como alergia solar y enfermedades pigmentarias como las manchas.

Es imprescindible proteger nuestra piel siempre frente a cualquier exposición solar, eligiendo fotoprotectores que nos protejan frente a las radiaciones UVA y también frente a las radiaciones UVB.

Para proteger la piel, estos productos contienen en su formulación activos que conocemos como filtros físicos y filtros químicos.
- Los filtros físicos forman una película en la superficie de la piel, impidiendo que las radiaciones UV penetren.
- Los filtros químicos se absorben y tienen la capacidad de absorber las radiaciones UV para evitar que provoquen un daño en la piel.

La combinación de ambos, hace que nuestra piel esté perfectamente protegida frente al sol.

A la hora de elegir el fotoprotector adecuado es importante tener en cuenta 2 factores:
- Fototipo de piel: cuanto más clara sea nuestra piel, más habrá que protegerla con un producto que tenga un índice de protección elevado. Existen productos con diferentes índices de protección: SPF20, SPF30, SPF50.

- Textura: existe un amplio rango de texturas (leche, crema, fluido, gel, etc.) que se adaptan a la zona de aplicación y a las necesidades de cada consumidor.

Encontramos productos específicos para el rostro y productos específicos para el cuerpo o bien fotoprotectores que se pueden utilizar indistintamente tanto para el rostro como para el cuerpo.